Últimas Noticias
TPP-11: ¿revive el Tratado Transpacífico?

TPP-11: ¿revive el Tratado Transpacífico?

Es necesario resaltar que aún sin el Estados Unidos de Donald Trump, el mega Tratado Transpacífico de libre comercio e inversiones (TPP por sus siglas en inglés) se pondría en marcha.

Carlos A. Bedoya*

Este pacto, negociado durante años por doce países: Australia, Nueva Zelanda, Japón, Malasia, Brunei, Vietnam, Singapur, Canadá, Estados Unidos, Chile, México y el Perú, era el candado neoliberal más refinado en términos jurídicos, con mayores derechos para la inversión que los obtenidos en los TLC previos. Por eso se negoció en secreto casi hasta su firma. Y salvo por las filtraciones a la prensa de algunos de sus capítulos, o la publicación del contenido final poco antes de su suscripción, la regla siempre fue el secretismo.

En fin, nos habíamos quedado en que a inicios de este año –y a pesar de estar suscrito– el TPP fue herido de muerte por la negativa de la nueva administración norteamericana, que con un golpe de timón, se retiraba del acuerdo a puertas de su entrada en vigencia, por considerarlo perjudicial para su clase trabajadora.

En realidad, Donald Trump siempre mostró oposición a estos acuerdos, y además, ganó la presidencia con el voto de los estados antes conocidos como el cinturón industrial del país, pero hoy llamados como el cinturón de óxido por su notable declive. Para los votantes, la culpable de todo era la globalización económica que se llevaba sus empleos a lugares de obreros baratos.

Además, hubo una movilización social contra el TPP en casi todos los países involucrados, especialmente por los impactos en la salud al elevarse más los plazos para la libre venta de medicamentos genéricos. Ello, más el rechazo del gobierno estadounidense al final del camino parecían derrotar el acuerdo, pues según las reglas se requería el visto bueno del país con el mayor PBI, o sea de Estados Unidos.

No obstante, los otros países siguieron reuniéndose para resucitar una especie de TPP-11. Al parecer ahora mismo habría una junta en Australia. Según la Red del Tercer Mundo, están discutiendo tres opciones: 1. Cambiar las reglas de entrada en vigor. 2. Congelar disposiciones controvertidas hasta que Estados Unidos acepte dialogar nuevamente, enmendando igual las reglas de entrada en vigor. 3. Reescribir algunas disposiciones dada la ausencia norteamericana.

Como sea, si el TPP se vuelve eficaz con o sin Estados Unidos, tendremos impactos negativos en la salud pública y en otros derechos de la población como tanto advirtieron activistas, expertos y políticos en la etapa previa.

Los negociadores del TPP-11 parecen no ver el rechazo al acuerdo, ni los cambios que presenta el mundo. Y otra vez, operan en secreto, mientras muchos de sus gobiernos quieren darnos clases de democracia y transparencia. Lo único que van a lograr es la reactivación de la resistencia social al TPP, con la ventaja de que la gente ya conoce de que va este negocio.

* Carlos Bedoya es abogado y periodista peruano y coordinador de Latindadd.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*